El sendero de tu destino

Ahora vos podés elegir cambiar tu destino y conocer cada paso antes de darlo.



Ya desde hace mucho se maneja la posibilidad de que aquí en nuestro planeta La Tierra, hay ciudades intraterrenas las cuáles pertenecen a civilizaciones extraterrestres. El ufólogo escritor y conferencista argentino Dante Franch, habla de una ciudad subterranea llamada "Erks" que estaría ubicada dentro del Cerro Uritoro en Capilla del Monte, Córdoba, Argentina, lugar de numerosos avistamientos de ovnis y contactos entre seres humanos y extraterrestres. ERKS es una ciudad que está en otra dimensión manejada por seres del Gobierno Central Celeste de esta Galaxia y también por Remanentes de otras galaxias.
Quiere decir, que ERKS estaría funcionando como una Central de Comunicación Cósmica (intergaláctica) que no solamente da información a los planetas de esta galaxia, sino también a todo el Universo. Por eso, sería el primer epicentro energético de este planeta.

ERKS quiere decir: ENCUENTRO DE REMANENTES SIDERALES COSMICOS.
Hace 21.500 años fue procreada por los Ángeles Solares y la Hermandad Blanca (Gran Consejo de Ancianos de la Galaxia); pero está constituida física y etéricamente hace 12.500 años. En este momento estaría gobernada por remanentes de Atlantes del Reino de MU y Sacerdotes Esenios que serían los custodios de ERKS. El Cerro Uritorco se eleva casi 2000 metros de altura, en las denominadas sierras chicas. Este cerro era considerado sagrado por los indígenas Comechingones quienes contemplaban extasiados las luces o entidades cósmicas que surcaban el cielo, atribuyendo este fenómeno a los espíritus de los indios muertos que emergían de sus tumbas. A partir del 9 de enero de 1986, la zona del Uritorco comenzó a tomar fama mundial debido a una de las huellas más grandes dejada por una nave extraterrestre en la sierra del Pajarillo, la quemazón era de 122 metros de largo por 64 de ancho.
También se habla que en la Estancia La Aurora, situada en el departamento de Salto Uruguay, se encuentra otra de estas ciudades, también sitio de varios avistamientos. Estos seres que serían provenientes de Las Pleyades y la Constelacion de Orion pertenecen a una civilización cuyo estado evolutivo es mucho mas avanzado que el nuestro. Su misión sería la de observar y vigilar a la raza humana y su evolución, tomando contacto con diferentes personas de todos los ámbitos sociales para difundir de manera apropiada el mensaje que ellos predicen y que se orienta hacia como elevar la conciencia espiritual del ser humano, para poder así alcanzar un nivel alto de conciencia y hermandad entre los seres humanos y poder ingresar como planeta y civilización a dicha Confederación. Algunas personas afirman haber podido ingresar a estas ciudades con previa preparación psicológica y física de manera de no interferir con estos planes. Estos seres llamados "Hermanos Mayores" utilizan unas esferas de energía para observar los distintos acontecimientos y contactos que se realizan entre ellos y las personas que son contactadas, dichos encuentros son para trasmitir los diferentes mensajes incluso algunos como predicciones. Pero hay una cosa en la cuál hacen mucho hincapié y es el tema del Amor, pero el Amor por todas las cosas e incluso el Amor del Universo, lo toman como lenguaje universal basándose siempre en él.

Otra de las ciudades intraterrenas más famosas es la que se ubica en el Monte Shasta, una montaña muy majestuosa ubicada en el extremo norte de la cadena de montañas de la Sierra Nevada en el Condado Siskiyou en el Norte de California. El Monte Shasta es el cono de un volcán extinguido que se eleva a más de 14.162 pies sobre el nivel del mar, y es el pico volcánico más grande en Estados Unidos. La montaña es una fuente de poder místico para este planeta. Es un punto de enfoque para ángeles, guías espirituales, naves espaciales, maestros de los Reinos de Luz, y es el hogar de algunos de los sobrevivientes de la Antigua Lemuria, la cual se hundió bajo las olas del Océano Pacífico hace más de 12.000 años. Para aquellos que tienen el don de la clarividencia, el Monte Shasta se ve envuelto en una gigantesca pirámide púrpura etérica cuya piedra que la corona llega mucho más allá de este planeta hacia el espacio y que nos conecta intergalácticamente a la Confederación de Planetas de este sector de la Galaxia de la Vía Láctea. Se puede designar al Monte Shasta como el punto de entrada de las Rejillas de Luz de este planeta, donde la mayor parte de la energía llega primero del núcleo galáctico y universal, antes de ser diseminada a otras montañas y a las rejillas. La mayor parte de las cúspides de las montañas, especialmente de montañas altas, son faros de luz, alimentando las rejillas de luz de este planeta.

Luces extrañas y sonidos son frecuentemente vistas o escuchadas en la montaña. Nubes lenticulares, sombreas y puestas de sol extraordinarias contribuyen a su aura mística. Hay diversos túneles que se extienden hasta muy adentro del interior de esta montaña majestuosa. Monte Shasta es también el hogar de los lemurianos de hoy en día, supervivientes del continente hundido de Mu, hace más de 12.000 años, viviendo en la ciudad subterránea de “Telos” debajo del Monte Shasta.
Previo al hundimiento de su continente, estando completamente conscientes del eventual destino de su tierra amada, los antiguos Lemurianos, utilizando su maestría en energía, cristales, sonidos y vibraciones, ahuecaron una vasta ciudad subterránea, con la intención de preservar su cultura, sus tesoros y sus registros de la antigua historia de la Tierra. Lemuria fue una vez un vasto continente más grande que Norte América, conectado con partes de California, Oregon, Nevada y Washington. Este gran continente desapareció durante la noche en el Océano Pacífico hace más de 12.000 años, en un enorme cataclismo. Cerca de 25.000 lemurianos en aquel entonces fueron capaces de emigrar hacia el interior del Monte Shasta. Los Indios Americanos creyeron que el Monte Shasta era de una grandeza tan inmensa, que su existencia podía ser atribuida solamente a la creación de una “Espíritu muy Grande”. Ellos también creyeron que una raza invisible de gente muy diminuta, acerca de cuatro pies de alto, vivían en las laderas como Guardianes. Aquella asombrosa pequeña gente, frecuentemente mencionada como “La Pequeña Gente de Monte Shasta”, son también en cierto tipo físicos, pero no totalmente, y frecuentemente se los ve visiblemente en los alrededores de la montaña. Ellos son seres de la tercera dimensión, como los humanos, pero viven en un nivel ligeramente más elevado de la tercera dimensión, como si fuese tercer nivel y medio, y ellos tienen la capacidad de hacerse visibles o invisibles a voluntad. Las cosas no han cambiado tanto en la Tierra en nuestros días. Como una especie aún no hemos comprendido que somos invitados aquí en el planeta. Nosotros somos los invitados de la grandiosa Madre Tierra que se ofreció voluntariamente para ser la plataforma para la evolución de los muchos reinos que ella ha elegido para permitir su evolución aquí.

El fenómeno es incuestionable a esta altura de las circunstancias. Negarlo sería una necedad y ocultarlo potenciaría aún más las creencias de muchas personas acerca del tema. Numerosas son las pruebas de la existencia de vidas más allá de lo que pueden ver nuestros ojos. La concepción sobre la existencia de seres extraterrestres comienza a cambiar a partir de las experiencias que han tenido un gran número de contactados por estos seres. Se está poniendo el énfasis en el mensaje que vienen a traer, en el papel que jugaron durante la historia de la humanidad y el papel fundamental de toma de conciencia que están impartiendo en la actualidad. Se está hablando cada vez más del fin de este tiempo, no se sabe bien como vendrá ese fin pero la sensación que una era nueva esta llegando es cada vez más fuerte. Es por eso que debemos concentrarnos en el mensaje que traen estos seres evolucionados. Simplemente podemos decir que son esencialmente luz y energía y no hace falta enfatizar en que aspecto tienen o cuál es la forma de sus naves. Con respecto a los lugares en donde se hayan estas ciudades intraterrenas son lugares bellísimos y no podemos creer que la única forma de vida es la que nos ofrecen las grandes ciudades. Hubo seres que vieron lo que el futuro nos depararía y fueron advertidos y guiados entonces eligieron estos lugares tan puros, alejados de la contaminación que nos ofrece la vida moderna de la cual parecen haber huido voluntariamente.

Lic. Quintela Gustavo

2 comentarios:

Carlos Enrique Velásquez dijo... 12 de enero de 2014, 5:35  

nuestros hermanos intraterrenos tienen la misión de acercar a la humanidad a su máximo desarrollo espiritual y es nuestra oportunidad de aprovechar su instención de contactar con nosotros para lograrlo, ojalá que los aceptemos y reciamos como se debe en nuestra vida. Gracias por su ilntención de ayaudarnos.

ya es el momento de romper los antiguos paradigmas que han atado a la sociedad humana durante muchos siglos y despertar a una nueva faceta de la historia de todos. Aprovechemos que tanto la naturaleza mineral, vejetal como celestial no están dando la oportunidad de incorporarnos a la mecánica terrestre más evolucionada. Gracias por atender a este llamado.

Este Blog contiene temas

Tarot, Numerología, Bioenergética, Feng-Shui, Vibraciones de color, Mitología,Gemoterapia, Bienestar, Autoayuda, Meditación, Creencias, y muchas otras cosas más.
Se ha producido un error en este gadget.
Nuestro blog en

Seguidores